sábado, 5 de mayo de 2012

LOS VENGADORES, Joss Whedon (2012) [6,3/10]

Aunque tiene sus puntos cómicos, en ocasiones realmente buenos, Los vengadores de Joss Whedon deja con ganas de más, y no cala todo lo hondo que uno esperaba.

Ya la intro es bastante flojilla, con muchos nombres técnicos que generan cierta pereza y pueden llegar a mosquear. Uno empieza a tener la sensación de que va a asistir a una película hecha a medida para fanáticos de las historias de Marvel, lo cual viene patéticamente confirmado por los bochornosos aplausos de la sala al final de la peli.

La historia es la de siempre: un malo malísimo que pretende cagarse la civilización tal y como la conocemos, y los vengadores que vienen a salvarnos el culo. La película habla del poder, se apunta al secretismo de los gobiernos, a las altas esferas en las cumbres que verdaderamente manejan los hilos de la sociedad entre bambalinas. Pero para desgracia de un servidor, todo ello se hace para acabar defendiendo un modelo de democracia burguesa a la americana. Ni por asomo se osa plantear el acceso al poder por parte de las muchedumbres, quienes en todo momento permanecen como meros espectadores pasivos y adoradores de los vengadores, claro. Tampoco se podía pedir otra cosa del Capitán América, es cierto.

Lo mejor son los toques de humor, especialmente aquellos protagonizados por Iron Man (Robert Downey Jr.); y también el repartazo con el que cuenta el filme, una película más de acción tan olvidable como las demás.

1 comentario: